caja, envase, packaging

Más allá de su función primaria de proteger y transportar,
un envase debe ser el exponente máximo de los valores positivos
asociados a una marca.
Concebimos el envase como un medio de comunicación,
un excelente mensajero, una herramienta comercial ideal con una
influencia decisiva en ese mágico momento de la compra...
El envase es transmisor de percepciones intangibles ... la gráfica,
los colores, la textura... influyen sobre el consumidor.
Pensamos que un buen envase debe informar y seducir,
diferenciándose positivamente de los demás.
Un envase bien concebido conferirá al producto que contiene
un gran valor añadido.
Procuramos que el envase no sea simplemente el Vendedor Silencioso
que definió James Pilditch, sino que además nos emita un potente
mensaje de complicidad y convencimiento.

el envase influye sobre el consumidor